Crítica

Orquesta de Cámara de Viena con Mireia Farrés, Enrique Bagaría y Eduardo
Portal
Palau de la Música, 16 de febrero de 2012

 
JAVIER PÉREZ SENZ

Pocas veces vemos jóvenes intérpretes programados en los ciclos de más prestigio. Por este motivo  debemos aplaudir la apuesta de Ibercamera, capaz de reunir en una misma velada en el Palau de la Música tres valores en pleno ascenso -dos solistas catalanes, el pianista Enrique Bagaría y la trompetista Mireia Farrés y el director de orquesta de Burgos Eduardo Portal-, acompañados de una formación europea tan solvente como la Orquesta de Cámara de Viena.

Conviene seguir la pista a Eduardo Portal, que ha trabajado con orquestas como la Filarmónica de Londres y la Sinfónica de Berlín. Portal dirigió con ágil sentido del ritmo y claridad de planos un clásico popular Una pequeña serenata nocturna, de Mozart, y en las tres obras concertantes del programa demostró ser un director preciso, fiable, con ideas claras y que sabe facilitar el trabajo a los solistas.

El pianista Enrique Bagaría toca cada vez mejor, y en su tercera actuación delante del público de Ibercamera reafirmó sus grandes cualidades; sonido potente, rico en matices, temperamento comunicativo y auténtica personalidad como intérprete. Tocó el mozartiano Concierto No.9, Jeunehomme con brillantez y elocuencia en los diálogos con la orquesta, pero donde estuvo colosal fue en el Concierto para piano, trompeta y orquesta de cuerdas, op.35 de Shostakovich, al lado de la sensacional Mireia Farrés y un inspirado Portal: los tres artistas, en perfecta sintonía, transmitieron el optimismo, la vitalidad y el sentido del humor de una pieza llena de contrastes y muy rítmica.
Antes, Mireia Farrés, trompeta solista de la Orquesta Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya, interpretó un virtuoso concierto de Johan Baptist Georg Neruda con una justa combinación de pericia técnica, bello sonido y riqueza expresiva.

http://www.youtube.com/watch?v=ZGaTolX-8W4