Crítica de Música

Por Fernando Herrero

Madurez. Profundidad

 

Cuarteto Quiroga

Piano: Enrique Bagaría

Obras de Schonber, Bartok y Brahms

Auditorio Miguel Delibes

El Cuarteto Quiroga, de residencia en Valladolid, es ya un magnífico conjunto. Lo demostró cumplidamente en esta sesión. Un estreno: el “Cuarteto juvenil”, de Schonberg. Dos obras maestras: el “Quinteto con piano” brahmsiano. No son fáciles y sí originales y densas y que requieren intérpretes que les hagan justicia. El Cuarteto Quiroga y Bagaría tocaron con entrega, fuerza y pasión, con una conjunción perfecta.

Cuarteto Quiroga y Enrique Bagaria

El “Cuarteto” de Schonberg es de carácter postromántico. Un bello tema abre y cierra el primer tiempo, Brevísimo el adagio y curioso el tercer tiempo, unas variaciones desde el andante, lo más original. Fue tocado con solvencia.

Bartok fue un inmenso músico y sus cuartetos uno de los ciclos más importantes de la historia. El nº3 alterna allegros y tiempos lentos sin iterrupción. ES magistral y nuevo. La densidad de la obra, su fuerza, las hizo patentes el Cuarteto Quiroga. Una entrega absoluta hasta en la forma física de enfrentarse con los instrumentos. Pizzicatos tremendos, ritmos salvajes, gravedad solemne con una violonchelista magnífica.  Toda una gran versión.

Como lo fue la del “Quinteto” de Brahms, obra sólida, personal, muy ben construida, con esas alternancias de fuerza y delicadeza. Presencia absoluta del piano, espléndido Bagaría, en una perfecta integración con los músicos del cuarteto. Brillantez noble en el toque específico del compositor. Jornada importante y la confirmación de unos grandes músicos, capaces de enfrentarse al repertorio más exigente.

http://www.youtube.com/watch?v=ZGaTolX-8W4