Jordi Cervelló
Obra para piano

 
FECHA DE PUBLICACIÓN
29/05/2008
INTÉRPRETES
José Enrique Bagaria, piano
 
REF.: 1CM 0187
EAN 13: 8429977101879
 
La nueva grabación de Columna Musica nos propone un muy completo retrato del repertorio pianístico de Jordi Cervelló, un autor conocido sobre todo por sus aportaciones sinfónicas. A semajanza de éstas, la música para tecla del barcelonés se caracteriza por la sabia combinación de tradición y modernidad, en la mejor línea del poliestilismo: desde la Balada a Rubinstein (1973) hasta Pensament (2007) la música de Cervelló, aquí finamente desgranada por la grácil digitación de José Enrique Bagaria, se revela perfecto crisol del pianismo más elevado.
  
 
RESEÑA (DIVERDI) Y PRENSA
 

Aunque Jordi Cervelló (Barcelona, 1935) es más conocido por su producción para instrumentos de arco en muy distintas combinaciones, también ha dedicado al piano, con frecuencia discontinua, diversas piezas de mérito, tal como demuestra la presente grabación. Su estilo ecléctico aunque vinculado a la gran tradición musical, amante del gesto amplio y vindicador de la belleza sonora en sus diversas formas, de la melodía y de la estudiada elaboración armónica, comparece sin pausa en estas obras, a comenzar por Balada a Rubinstein (1973), su primer trabajo dedicado al instrumento, de clima romántico y elevado virtuosismo. Una atmósfera apasionada que se transforma en impresionista en Studio-Fantasía (1982), la siguiente parada cronológica en este recorrido; se trata de una pieza intimista y evocadora de las hechizadas atmósferas de Debussy y Scriabin, de compleja arquitectura tonal necesitada del toque de un virtuoso, en este caso el pianista José Enrique Bagaría, refinado y sutil, que en ésta y las demás obras contenidas en el monográfico demuestra haber establecido un profundo nexo con el universo sonoro de Cervelló.
De la década de los noventa se incluye A Franz Schubert (con una cuidada labor sobre los motivos rítmicos más usuales de este autor), Un sospir, Moment Musical y Petita Suite (de líneas saltarinas y atractivamente ligeras), que reafirman tanto la solidez de un estilo sonoro variado y accesible como la riqueza de su catálogo de acentos, introspectivos o lúdicos pero siempre cálidos y cercanos al oyente. Las suaves texturas de Arabesque, la rigurosa recreación de la Partita nº 3 para violín de Bach en Preludiando y las serenas incursiones en la nocturnidad que son Intermezzo y Pensament ponen fin, de momento, a un trayecto pianístico marcado por la libertad al margen de cualquier moda.

 

Luis José Rodríguez Viejo
http://www.youtube.com/watch?v=ZGaTolX-8W4